PASTAS

PASTAS

Solo
Solo
Todos los secretos para preparar deliciosas pastas caseras


Ravioles rellenos de atún y salsa picante de mariscos

Por
3.7 estrellas basadas en 12 opiniones

Paso a paso la masa de los ravioles para que salgan bien sin errores, su relleno y su salsa.

Porciones: 6

INGREDIENTES
Masa de los ravioles
1/2kg de harina ( 500 gramos )
3 huevos
2 cucharadas de aceite
Agua cantidad necesaria

Relleno
1 lata de lomos de atún en aceite de 265 gramos neto
1 cucharada de manteca
1 cucharada de aceite
1 cebolla chica
2 dientes de ajo
1 morrón rojo ( pimiento, ají dulce )
1 huevos
2 yemas
2 tazas de miga de pan
100 gramos de queso rallado
Pan rallado si es necesario
Sal, pimienta
1 cucharadita de pimentón dulce

Salsa
3 cucharadas de aceite
200 gramos de pulpa de mejillones
150 gramos de camarones pelados
150 gramos de calamaretis limpios
Queso rallado
1 vaso de vino blanco seco
¼ taza de perejil picado
¼ de ají picante
2 dientes de ajo
1 cucharada de cáscara rallada de limón
Aceite y sal

PREPARACIÓN
Masa. Primero, poner los huevos en un bol y mezclar ligeramente.
Luego, poner sobre la mesa de trabajo la harina.
Formar un hueco en el centro e incorporar los huevos previamente mezclados.
Agregar el aceite.

Comenzar a tomar la masa con la punta de los dedos e incorporar de a poco la harina a los huevos.
A medida que se va necesitando se agrega agua templada, hasta lograr que se forme una masa de consistencia media.

La masa de ravioles no debe estar tan firme como la de los tallarines. Sino ligeramente más blanda que ésta.

Un vez formada se va trabajando con las manos, estirándola y replegándola varias veces.
Siempre ayudándose con un poco de harina para que no se pegue.
Continuar con el amasado durante 10 minutos aproximadamente.

Una vez pronta la masa, se habrá tornado suave, elástica, firme y no se pegará en las manos ni en la mesa.

Envolver la masa en papel film o cubrirla con un paño para que no se seque.
Dejar en reposo durante media hora para poder estirar más fácilmente.

Relleno. Conviene prepararlo la noche anterior y dejarlo en la heladera hasta el día siguiente.
Procediendo así el relleno se condimenta mejor y toma mayor consistencia.

Esto facilita la distribución del relleno sobre la masa.

Picar la cebolla bien chiquita.
Poner una sartén sobre el fuego hasta que esté caliente.
Agregar la mantequilla y el aceite junto con la cebolla. Mezclar y agregar un poco de sal.
La sal hace que la cebolla elimine líquido y ayuda a cocinarse y ablandarse más rápidamente.
Rehogar la cebolla.

Agregar el morrón cortado en fina juliana y los dientes de ajo ( quitado el brote central y bien picado ).
Dejar cocinar unos minutos y retirar.

Poner en un tazón y una vez tibio incorporar los huevos, la miga de pan sin remojar, el atún, el pimentón y el queso rallado.
Volcar en el vaso del procesador y procesar todo junto hasta formar una pasta homogénea.

Una vez pronta volcar en un recipiente y terminar de condimentar a gusto.
Si se notara que le falta consistencia se le agrega un poco de pan rallado.
Llevar a la heladera y dejar que se vaya sazonando y afirmando.

Salsa. Poner el aceite en una sartén.
Llevar al fuego hasta que esté caliente.

Agregar los mejillones, los camarones y cocinar 2 minutos.
Agregar el perejil picado, los ajos picados y el trozo de ají picante.

Mezclar todo e incorporar la ralladura de limón y el vaso de vino blanco seco.
Dejar 2 minutos más, salar y retirar.

Estirado de la masa. Lo más conveniente es dividir la masa en porciones e ir estirándola de a una por vez.
Se enharina el palote y un poco la mesada.
Se forma un bollo con una de las porciones y se alisa lo más posible entre las manos.
Se apoya sobre la mesa de trabajo y se aplana un poco con las manos.

Se comienza a extender con el palote de modo uniforme y dándole preferentemente forma rectangular.
Poco a poco la masa comenzará a ensancharse e irá tomando la forma y el espesor deseado, 2 a 3 milímetros.

Una vez estirada, marcar la mitad y colocar el relleno en una de las mitades.
El relleno no debe ser excesivo para que los ravioles no se abran al cocinarse.
Se distribuye parejo sobre toda la superficie con ayuda de una espátula.

Encimar la otra mitad de masa, cubriendo el relleno.
Marcar la masa con cualquiera de los elementos con que se cuente para darle forma.
Puede ser con palote, con rueda de marcar ravioles o con planchas apropiadas para ello.
Una vez marcados cortarlos con la rueda.

Continuar con el resto de la masa hasta terminar.

Cocción. Cocinarlos en abundante agua hirviendo con sal.
Con la olla destapada.
Una vez que suben a la superficie se dejan unos minutos y se van retirando con una espumadera grande.
Se acomodan en una fuente de horno y se bañan con la salsa.

Se espolvorea con queso rallado.
Recetas relacionadas
  (868 votos)
Copyright (c) 2001-2017 solopastas.com
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
De utilizarse nuestros contenidos, se deberá incluir un link visible a www.solopastas.com
Gracias por visitar solopastas.com, el recetario de comidas saludables más sabroso de Internet.
Política de Privacidad