PASTAS

PASTAS

Solo
Solo
Todos los secretos para preparar deliciosas pastas caseras


Cappelleti rellenos de pollo y salsa de carne.

Por
4 estrellas basadas en 5 opiniones

Esta masa se encuentra en nuestra página principal de SoloPastas. Haciendo click en la Categoría de Masas Básicas, pero para facilitarles la explicamos nuevamente en esta receta agregándole el relleno y la salsa correspondiente.

Porciones: 6

INGREDIENTES
Masa
1/2kg de harina ( 500 gramos )
5 huevos
1 cucharadita de sal
1 cucharada de aceite

Relleno
1 cucharada de manteca
1 cucharada de aceite
2 cucharadas de cebolla rallada
100 gramos de panceta ahumada ( bacon, tocino )
2 tazas de pollo cocido y picado
1/2 taza de queso rallado
1/4 taza de miga de pan remojada en leche, exprimida y picada
1 taza de queso blanco
1/2 cucharada de perejil picado
2 yemas
sal y pimienta a gusto

Salsa
250 gramos de carne picada magra
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla mediana
2 tazas de pulpa de tomate envasada
1 cucharada de extracto de tomate
2 cucharaditas de azúcar
1 hoja de laurel
sal y pimienta a gusto

PREPARACION
Relleno
Poner una cacerola al fuego y dejar que se caliente un poco.
Agregar la manteca, el aceite y la cebolla y dejar rehogar apenas un momento.
Incorporar la panceta picada y el pollo picado. Cocinar revolviendo durante 5 minutos y luego retirarlo.

Agregar el pan remojado, el queso blanco, el queso rallado, el perejil picado y las yemas. Este relleno se puede utilizar así o procesarlo y luego dejarlo enfriar bien en la heladera para que se endurezca y facilitar el armado de los capelleti.

Salsa
Poner una sartén grande a calentar y luego poner el aceite y la carne picada junto con la cebolla picada.
Revolver y dejar cocinar hasta que la carne se dore.
Incorporar la pulpa de tomate, el extracto de tomate, el azúcar, la hoja de laurel y dejar cocinar la salsa a fuego lento hasta que espese un poco. Condimentar a gusto. Conviene preparar la salsa unas horas antes para que se vaya asentando.

Masa
Poner los huevos en un bol y mezclarlos un poco
Cernir la harina junto con la sal y ponerla sobre la mesa en forma de corona
haciéndole un hueco en el centro, dejando en el fondo un poco de harina.
Volcar los huevos y el aceite e ir uniendo de afuera hacia adentro, trabajando con la punta de los dedos, integrando harina de a poco a los elementos líquidos hasta unir todo hasta formar bollo.

La consistencia de la masa debe ser más bien durita. Con estas proporciones la masa deberá quedar en el punto justo, pero a veces depende un poco del tamaño de los huevos o de la textura de la harina, en ese caso podría pasar que quedase un poco seca. Si esto sucede, nosotros particularmente, preferimos agregar una cucharada de agua y terminar de unirla así.

Una vez formado el bollo comenzar a amasarla con las manos, ayudándose siempre con un poco de harina.
Cada tanto, durante el amasado, formar un rollo y doblar los bordes hacia adentro y continuar el amasado normalmente durante 10 minutos aproximadamente.

Sabemos que la masa está pronta cuando no se pega en la mesa ni en las manos. Cuando su textura es elástica y cuando notamos pequeñas burbujas en la superficie.

Formar un bollo, alisándolo con las manos, ponerlo en una bolsa plástica y dejarla reposar durante media hora o un poco más.

Pasado ese tiempo, retirar la masa de la bolsa y dividirla en dos o tres partes para facilitar el estirado al hacerlo por partes.
Tomar una de ellas, apoyarla sobre una mesa enharinada, aplanarla un poco con las manos y a continuación apoyar el palo de amasar en la mitad de la masa.

Ir haciendo rodar el palote hacia los bordes de arriba y de abajo, pero siempre partiendo de la mitad de la masa.
Lo que hacemos con esto es partir el gluten y evitar que los bordes se contraigan, facilitándonos el estirado.
En este caso nos conviene darle forma rectangular a la masa, estirándola en forma de tira, pero es a gusto de cada uno.

Cada tanto arrollar la masa en el palote, siempre ayudados con un poco de harina, y apoyar nuevamente la masa pero invirtiendo la posición, para que el estirado se realice parejo.

Se estira hasta que la masa quede fina pero no transparente.
Una vez estirada dejarla descansar unos minutos sobre la mesa de trabajo, previamente enharinada, para que termine de contraerse.

Luego con un cortapasta redondo de 5 centímetros de diámetro, se cortan círculos, se distribuye el relleno en cada uno de ellos, se mojan los contornos con agua y se cierra como una empanadita.
Luego se toma la empandita en la mano y se arrolla en uno de los dedos uniendo los extremos, formándose así la tan conocida forma de los cappelleti, como un sombrero.

Una vez terminados, dejarlos orear un rato antes de cocinarlos..
Poner abundante agua en una olla, taparla y llevarla al fuego hasta que comience a hervir.

Destapar la olla agregarle sal gruesa e ir incorporando los cappelleti de a poco con ayuda de una espumadera. Dejarlos cocinar hasta que suban a la superficie y que al probarlos estén al dente.

Apagar el fuego e ir retirándolos con la espumadera y colocándolos en el recipiente donde está la salsa, previamente calentada.
Mezclar los cappelleti en la salsa y servir enseguida.

Recetas relacionadas
Copyright (c) 2001-2018 solopastas.com
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
De utilizarse nuestros contenidos, se deberá incluir un link visible a www.solopastas.com
Gracias por visitar solopastas.com, el recetario de comidas saludables más sabroso de Internet.
Política de Privacidad