PASTAS

PASTAS

Solo
Solo
Todos los secretos para preparar deliciosas pastas caseras


Ñoquis verdes de papa y acelga

Por
3.5 estrellas basadas en 46 opiniones

4 porciones
INGREDIENTES
Ñoquis
5 hojas grandes de acelga
1kg de papas
300grs de harina (puede llevar más harina)
2 yemas
2cdas de queso rallado
sal, nuez moscada a gusto

Salsa
2 blancos de puerros
50grs de manteca
1cda de aceite
1/2kg de tomates maduros o 1 lata de tomates al natural de 250grs
1cdta de azúcar
1cdta de pimentón dulce
sal, pimienta a gusto
1 lata chica de champiñones fileteados
1cda de manteca
queso parmesano rallado

PREPARACION
Lavar cuidadosamente las hojas de acelga y quitarles el cabo.
Cortarlas en juliana y ponerlas en una cacerola con apenas un poco de agua o al vapor.
Apenas cocidas se retira la cacerola del fuego y se escurren bien para luego apretarlas con un paño y quitarles lo más posible el agua.
Se pica finamente y se deja reservada.

Preparación de la salsa
Poner en una cacerola, la manteca y el aceite junto con los blancos de puerros, finamente cortados en rodajas. Dejar rehogar un poco sin dorar, e incorporar los tomates pelados y picados o la lata de tomates, el azúcar, el pimentón y demás condimentos a gusto.

Dejar cocinar 10 minutos aproximadamente y luego agregarles los champiñones fileteados. Dejar cocinar con el fuego bajo otros 10 minutos o hasta que la salsa espese. Si es necesario se le agrega un poco de agua o caldo caliente.

Preparación de los ñoquis
Lavar bien las papas y cocinarlas con su cáscara. Luego pelarlas con cuidado e ir pisándolas con el prensapapas en caliente.

Agregar la harina y la acelga picada, mezclando rápidamente, añadir el queso rallado las yemas y condimentos. Amasar solo lo necesario para unir los ingredientes. Si notásemos que la masa está demasiado tierna, le agregamos un poco más de harina para afirmarla más, pero en poca cantidad para no desvirtuar su textura y sabor.

Dividir la masa en varios trozos, tomar uno de ellos y formar un rollo fino y cortarlo en trozos pequeños de dos centímetros de largo o dos centímetros y medio pero no más. Esparcirlos sobre la mesa de trabajo, previamente enharinada y luego tomarlos de a uno y pasarlos por un tenedor, oprimiéndolos un poco con el dedo pulgar contra los dientes del tenedor, lográndose así la forma tradicional de los ñoquis.

Quedando de un lado con el hoyo que los caracteriza y del otro lado con el dibujo del tenedor.
A medida que se pasan por el tenedor se vuelven a depositar en la mesa enharinada, espolvoreándolos con un poco de harina.

Poner en una olla abundante agua y llevar al fuego tapada hasta que comience a hervir, destapar la olla y agregar en ese momento dos cucharadas de sal gruesa y los ñoquis, de a poco y con cuidado, para no quemarnos.

A medida que van subiendo se van retirando con una espumadera bien grande y se van colocando en la salsa ya pronta y caliente, a la que se le agregó la cucharada de manteca restante.
Se sirven enseguida en los platos, dejando en la mesa el queso rallado para que cada uno se sirva a su gusto.

Recetas relacionadas
Copyright (c) 2001-2017 solopastas.com
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
De utilizarse nuestros contenidos, se deberá incluir un link visible a www.solopastas.com
Gracias por visitar solopastas.com, el recetario de comidas saludables más sabroso de Internet.
Política de Privacidad