PASTAS

PASTAS

Solo
Solo
Todos los secretos para preparar deliciosas pastas caseras


Malfatti de ricota, espinaca y queso

Por
2.7 estrellas basadas en 13 opiniones

Porciones: 4

INGREDIENTES
1 cebolla grande
2 cucharadas de mantequilla (40gramos)
1/2kg de espinaca blanqueada
300grs de ricota cremosa
2 huevos
1 taza de queso rallado parmesano
½ taza de harina (60gramos)
Sal, pimienta a gusto

Salsa
2 tazas de crema de leche (500cc)
O sustituir la crema de leche por mantequilla a gusto
Queso de rallar a gusto

PREPARACION
Blanqueado. Lavamos bien las hojas de espinaca y las reservamos.
Ponemos agua en una olla y la llevamos tapada al fuego hasta que rompe hervor.
Destapamos, apagamos el fuego y echamos las hojas de espinaca en el agua.

Las dejamos hasta que apenas se marchiten nada más y las retiramos con una espumadera grande o directamente las colamos todas juntas.
Las pasamos directamente a un bol con agua helada para detener la cocción y luego las colamos nuevamente y exprimimos.

Aparte, ponemos en una cacerola la mantequilla y la dejamos sobre el fuego hasta que esté derretida.
Añadimos la cebolla picada bien chico (corte brunoise) y la rehogamos hasta que esté transparente.

Agregamos la espinaca y mezclamos bien. Dejamos unos segundos sobre el fuego y retiramos.

Ponemos en el vaso del procesador, la ricota, los huevos y el queso. Procesamos.
Luego agregamos la espinaca y procesamos un poco sin que se llegue a moler las hojas completamente.
Retiramos del vaso la preparación y la volcamos en un bol.
Le agregamos el queso parmesano y mezclamos.
Incorporamos la harina y luego de revolver bien condimentamos a gusto.

Dejamos que el relleno se enfríe bien y si es posible prepararlo un día antes y colocarlo en el refrigerador.
En el momento de cocinarlos, poner abundante agua en una olla. Taparla y llevarla al fuego hasta que comience a hervir. Destapar y agregarle sal gruesa a gusto.

Mientras vamos formando los malfatti. Nos ponemos un poco de harina en las manos y vamos retirando masa y formando bolitas. Las manos enharinadas nos permiten girar la masa sin que se adhiera demasiado la pasta. A medida que los vamos formando los echamos en el agua.

Otra forma de armarlos es utilizando dos cucharas. En una colocamos un poco de masa y con la otra empujamos la preparación como se preparan los querelles.

Los quenelles, se les da forma ovalada empleando dos cucharas . Es un término francés.

Los malfatti se cocinan enseguida ya que es una preparación muy liviana.
Una vez que suben a la superficie se retiran.
No es necesario que todos queden uiguales ya que la misma palabra nos indica que se caracterizan por mal hechos o hechos de forma irregular.
Se colocan en una fuente que se pueda llevar al horno y a la mesa.

Como salsa se puede utilizar mantequilla y queso rallado o bien bañarlos con la crema de leche caliente.
Se lleva a un horno caliente para gratinarlos 10 minutos y se sirven enseguida.
Recetas relacionadas
  (10 votos)
Copyright (c) 2001-2017 solopastas.com
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
De utilizarse nuestros contenidos, se deberá incluir un link visible a www.solopastas.com
Gracias por visitar solopastas.com, el recetario de comidas saludables más sabroso de Internet.
Política de Privacidad